DiosSalvaje

El Diego fue un clásico ejemplo de aquellas existencias humanas cuyas acciones éticas, estéticas y políticas habitan los contornos jugando con los límites y gambeteando el exceso para no solo burlar, sino desandar las normas. Esto no lo hemos visto solamente en las jugadas que supieron demostrar su genio a través del espectáculo de aquel cuerpo que pudo crear espacialidades nunca antes habitadas en una cancha, sino también en cada picardía al margen del reglamento internacional de fútbol cuya transgresión consagró su virtuosismo indisciplinado en una bandera: la bandera del pibe villero que nunca negoció ese habitar de los des-bordes. Irónicamente, la muerte no pudo escapar a lo que fue su vida y su velorio no hizo más que trazar la continuación de su propia maestría, esta vez materializada en el cuerpo de un pueblo que se desarmó en un mar de lágrimas, sudor y gas pimienta. Un ritual que marcó un nuevo comienzo a partir de una muerte tan inabarcable como la vida que la antecede, como cada uno de los gestos de la fiesta común y de la alegría o tristeza que esta vida evoca. Su popularidad religiosa como el dolor causado tras su partida en las clases vulneradas, sólo puede ser comparada con figuras como Eva Perón o Néstor Kirchner: mitos de barro que subieron a los cielos y que hicieron de si un monumento a la felicidad para los oprimidos. Su mística y las reacciones a partir del 25 de noviembre del 2020, fueron la punta de lanza para la creación de este trabajo.

En “Un Dios Salvaje” reunimos fotografías de los distintos velorios públicos y privados, rituales y despedidas, altares y homenajes que se realizaron en muchos barrios, clubes y ciudades de la República Argentina, a partir del fallecimiento del Diego. Recopilamos las fotografías de este acontecimiento histórico, mediante una convocatoria abierta: sabiendo que son de un inmenso valor simbólico, político y cultural; y por ello ameritan su inmediata puesta en valor, como gesto popular para la memoria de nuestra comunidad. Estas fotografías, pertenecientes a más de 100 autores, fueron seleccionadas por un jurado compuesto por RES, Mariana Eliano, Eduardo Longoni, Victoria Gesualdi, Julio Pantoja y Juan Travnik. El objetivo final de la selección realizada es la donación a la Fototeca de ARGRA, quiénes organizan, sistematizan, preservan y ponen en consulta online documentos fotográficos que registran importantes acontecimientos de la historia política, social y cultural de nuestro país. Es de inmenso valor para nosotros el acto de contribuir a un archivo de la memoria viva de los argentinos. También seleccionamos una serie de textos, de algunas de las plumas de escritores y ensayistas que se acercaron al “cometa cósmico”, como Horacio González, Alejandra González, Ariel Pennisi, Adrián Cangi, Gabriela Cabezón Cámara, Facundo Martínez, Diego Valeriano, Cora Gamarnik, Gustavo Varela y María Pía López. Cada uno de los escritores cedió textos que escribieron movilizados por el acontecimiento, o escribieron algunos exclusivamente para componer esta obra.

Este espacio virtual está en proceso de diseño y edición, para que muy pronto se pueda acceder a toda la serie, mientras tanto, no queríamos dejar de realizar nuestro pequeño homenaje en el marco del primer aniversario de la partida del mito Maradona. Y compartir con alegría que este proyecto fue declarado de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación. También estamos en proceso de diseño del libro. Gisela Here, autora del logo de este proyecto, desarrollará el mismo: con la intención de ingresar a imprenta durante el segundo cuatrimestre del 2022. Estamos agradecidos a todas las personas, autores e instituciones que brindan su apoyo, tiempo y energía para la creación y el continuo desarrollo de “Un Dios Salvaje”.

Con el apoyo de:

Todos los derechos reservados ©️UnDiosSalvaje (Ley 11.723) / Desarrollado por Cooperativa Digital Abierta / Gisela Here